Graduaciones ponen en aprietos a familias de Poza Rica y la región

Por Misael Olmedo Sifuentes

La próxima temporada de graduaciones escolares ha puesto a cientos de familias de Poza Rica y municipios vecinos en una complicada situación, ante la necesidad de cubrir gastos económicos para el egreso de sus hijos o hijas recurren a las casas de empeño y prestamos con altos intereses que han resultado de las más beneficiadas.

Mientras hace cinco años en la zona centro de Poza Rica existían menos de cinco casas de empeño y préstamo en este 2018 el número de estos negocios se ha incrementado y en toda la ciudad son ya más de 20 los detectados, se han abierto sucursales ante la gran demanda que están registrando este tipo de establecimientos que han aprovechado la crisis económica que viven familias de esta región por la recesión económica que se desencadenó por el cierre de compañías petroleras.

A las afueras de los planteles educativos en horas de acceso y salida personas de las diferentes casas de empeño y préstamo ofertan sus servicios a padres de familia para que puedan cubrir los gastos económicos que una graduación implica.

Cabe destacar que montos de entre mil 500 y cinco mil pesos, dependiendo escuela y nivel educativo, gastan padres de familia en Poza Rica para cubrir los gastos de graduación de sus hijos, a pesar de la crisis que se ha venido enfrentando por el desempleo los planteles educativos exigen cumplir con la adquisición de diversos artículos.

En un recorrido por la ciudades se pudo observar que los zapatos para niño oscila entre los 200 a los 900 pesos; para niña, de 300 a 950, y respecto a la ropa el gasto es elevado cuando en los planteles educativos les exigen adquirir vestidos y trajes con costos superiores a los 500 pesos.

En esta temporada destacan los gastos de regalos y comida que preparan en algunas viviendas de alumnos graduados, invirtiendo hasta más de 700 pesos.

En el caso de preparatorias y universidades los gastos para los padres de familia son mayores por la inversión que realizan para pagar los banquetes de sus cenas de graduación, por lo menos 200 pesos por persona.

Son los padres de familia quienes se muestran más preocupados, pues señalan los directores de cada plantel educativo no consideran la difícil situación económica y exigen artículos específicos.

Cabe destacar que la Secretaría de Educación en Veracruz (SEV) ha resaltado que ninguna institución educativa puede condicionar la entrega de documentos oficiales y certificados a sus estudiantes durante este fin de cursos, mucho menos por no cubrir gastos que no son precisamente los establecidos en su programa educativo.

Mientras que la Profeco en esta ciudad se mantiene en promoción de los derechos del consumidor para que en esta temporada padres de familia que sientan algún abuso por parte de tiendas comerciales acudan y sean orientadas para proceder conforme a la ley.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *